MUJER Y MODA TE CUENTA CÓMO ES EL PROTOCOLO PARA PONER LA MESA


Colocación de la vajilla en la mesa:

Colocar una elegante vajilla, va a decir mucho de nosotros. Debemos elegir una buena vajilla, de diseño clásico, y a ser posible, de porcelana. Se puede optar por vajillas totalmente lisas o decoradas, pero siempre de forma discreta.

Toda la vajilla debe estar limpia, y en perfecto estado de conservación, sin ralladuras o saltones. El diseño elegido, debe ser acorde al resto de los elementos de la mesa. Es decir, no podemos poner una vajilla muy clásica, con una cristalería súper moderna. Hay que tratar de ser uniformes.


Bajo plato y platillo.

Generalmente, se colocan un plato llano y un plato hondo, como servicio básico; pero un servicio completo incluye el bajo plato. Recuerde, que nunca se pone un plato hondo directamente en la mesa; siempre tiene que llevar un plato llano de base.

Para empezar podemos elegir unos elegantes bajo platos, que nos sirvan de base y decoración para la mesa. En función de cómo vaya a poner la mesa puede optar por unos lisos y clásicos o por algún otro más atrevido. Los materiales pueden ser muy diversos, pero entre los más elegantes están los de metal como plata, alpaca, etc. Y por supuesto la porcelana.


Orden de los platos:

Sobre este bajo plato, pondremos un plato llano; sobre él, un plato hondo, si vamos a servir una sopa de pescado, una crema o algún alimento que lo requiera. El plato hondo es opcional, si no vamos a poner un alimento que lo requiera, se puede poner simplemente para composición de la mesa y retirar al empezar a comer. Pero si no vamos a utilizarlo, y para evitar trabajo, podemos optar por colocar el plato llano, y sobre él un plato más pequeño de aperitivo, que nos luce muy bien decorativamente y nos sirve de protección para el plato llano, en el caso de tomar unos aperitivos, migas de pan al untarnos un poquito de mantequilla, etc.

Servicio completo:
Luego a la izquierda de las copas, ponemos un platillo pequeño, que puede ser de metal o de porcelana, para colocar un bollito de pan. Si ponemos mantequilla para untar, es conveniente poner en el platillo un pequeño cuchillo plano para untar.
A lo largo de la comida, todas las piezas que utilicemos (soperas, salseras, ensaladeras, fuentes, etc.) deberán ser de la propia vajilla. En caso de no serlo, deberán combinar lo mejor posible con ella.

MUJER Y MODA TE CUENTA CÓMO ES EL PROTOCOLO EN UNA CENA DE GALA


El protocolo que rodea a una cena de gala, sea es una celebración realizada en una casa particular como si se trata de un evento que se realice en un espacio original como un castillo, finca o simplemente en los salones de un hotel es una mezcla de normas básicas de comportamiento y algo de sentido común. Para disipar dudas te mostramos las reglas más fundamentales del protocolo en una cena de gala.


Puntualidad.
Ni el invitado puede llegar tarde a una cena, ni tampoco el anfitrión puede recibir a los invitados sin tenerlo ya todo dispuesto. Tan malo es el retraso, como llegar antes de tiempo. Si te han citado a las 9 de la noche no se te ocurra presentarte a las 8 y media pensando que es mejor porque se trata de un error casi peor que el de llegar con quince minutos de retraso, que es el tope del posible retraso. Como el anfitrión suele dar un margen de demora a sus invitados suele haber un cóctel previo antes de sentarse a la mesa. Llegar cuando los invitados ya han ocupado sus asientos es imperdonable.


Presentaciones.
Si conoces a los invitados es correcto dar dos besos a las mujeres y un apretón de mano entre los hombres pero en el caso de que no los conozcas debes esperar a ser presentado. Las reglas suelen ser: el más joven debe ser presentado a la persona de mayor edad, el hombre debe ser presentado a la mujer, el subordinado debe ser presentado al jefe. Basta con indicar el nombre y apellido de la persona presentada aunque es aconsejable dar alguna información sobre las personas presentadas para facilitar que pueda surgir entre ellos algún tema de conversación.


Decoración de la mesa.
A no ser que dispongas de un gran surtido de mantelerías de calidad y servicio que se encargue de mantenerlas impecables, lo más aconsejable es acudir a una empresa de alquiler. Se encargan no sólo de la mantelería sino también de la vajilla, la cristalería o las sillas si así lo necesitas. Debes tener en cuenta que la mantelería elegida haga juego con la vajilla y con la decoración del salón y esté planchada. La mesa no debe estar sobrecargada, pero puedes encargar a una empresa de decoración que realice un bonito centro de flores, pero que no obstaculice la visión entre los invitados. La servilleta se dispondrá en forma de rectángulo o de triángulo a la izquierda del plato o sobre el mismo.



Colocación de los cubiertos y las copas.
El cuchillo, la pala de pescado y la cuchara a la derecha del plato (el cuchillo con el filo mirando al plato) y el tenedor a la izquierda. Los cubiertos se disponen de tal manera que los primeros que se utilizan son los más alejados del plato, y los que se utilizan en último lugar los más próximos al mismo. Los cubiertos de postre se colocan enfrente del plato entre éste y las copas. La colocación de las copas también es importante para realzar como merece una buena selección de vinos y licores. Se sitúan enfrente del plato, de mayor a menor tamaño y de izquierda a derecha se coloca primero la copa de agua, luego la de vino tinto y luego la de vino blanco; entre estas dos últimas se coloca la copa de cava o champagne.





MUJER Y MODA TE ENSEÑA CÓMO REALIZAR LAS INVITACIONES DE TU BODA


Las invitaciones son una de las partes más importantes de una boda, ya que confirman oficialmente el enlace.
Para dar una buena imagen de la futura boda, las invitaciones deben ser elegantes y sencillas. Por ello, se recomienda presentarlas en colores blancos o marfil y evitando recargarla con motivos nupciales, aunque siempre se deberá tener en cuenta la personalidad de la pareja.



En las invitaciones deber aparecer unos datos básicos:

-        Los nombres de los contrayentes.
-        Los nombres de los padres de la pareja.
-        El lugar donde se celebrará el enlace.
-        La fecha y la hora de la ceremonia.
-        Las direcciones y los teléfonos de las familias.
-        Si se desea, petición de confirmación de asistencia.


Colocación clásica de los datos:



Nombres padres novia.                                                   Nombres padres novio.


                                   Lugar.Fecha.Hora.


     
                        Nombre novia                              Nombre novio



 Dirección novia.                                                             Dirección novio.


Los nombres de los novios figurarán solo con el nombre de pila, sin los apellidos.  


Las invitaciones se deben enviar al menos con un mes de anticipación. La entrega se hará en mano a los familiares más cercanos y el resto se hará por correo con suficiente antelación.


MUJER Y MODA Y LOS CORTES DE TEMPORADA


Los cortes de cabello que están de moda esta temporada 2013 son el estilo Bob y los cortes asimétricos.

El corte de cabello estilo Bob, lleva mucho tiempo en el mundo de la moda, y el 2013 no será la excepción. La ventaja de este tipo de corte es que a pesar de tener el cabello corto puedes optar por una gran variedad de peinados o el uso de accesorios.


Asimismo, este corte se puede adaptar a casi cualquier tipo de forma de rostro, ya que puedes encontrar cortes Bob simétricos o asimétricos que puedes adaptar a tus facciones.


De igual modo, si no deseas que tu cabello quede muy corto puedes optar por el Lob (Bob largo) que dejará más cabello a los lados de tu rostro, para que así puedas jugar con diversos peinados a la par de lucir un pelo corto. Puedes añadir o no flequillo a cualquier corte Bob.

Por otro lado, el corte de cabello asimétrico, no es necesario que te deshagas de todo tu cabello, pero si deseas un nuevo estilo debes estar dispuesta a decirle adiós a gran parte de tu pelo.


Un corte asimétrico es lo más recomendable para renovar tu apariencia y tener un look relajado; dependiendo de tus gustos puedes probar con algunos mechones en la parte delantera del cabello, u optar por un look más arriesgado, dando así un look más roquero. 

MUJER Y MODA Y EL PROTOCOLO PARA ESTAS FIESTAS


Resulta curioso, pero es en estas fechas cuando verdaderamente caemos en la cuenta de que tenemos graves dudas acerca del protocolo a seguir en la mesa. Ante nuestros exigentes suegros nos limpiamos sonoramente la nariz con la servilleta, que después depositamos a escasos milímetros de sus cubiertos, secuestramos sin miramientos el pan del compañero de mantel y utilizamos el platillo para amontonar los deshechos del marisco.

Esos pequeños percances nos hacen pasar un mal rato y crean ante los demás una imagen despreocupada e irrespetuosa de nosotros. Para evitar estas incómodas situaciones os recordamos algunas normas básicas que os ayudarán a comportaros civilizadamente en cada encuentro navideño.
¿Por qué cubierto empiezo? La regla más sencilla respecto a ello es "de fuera a dentro": los primeros que se utilizan son los más alejados del plato, y los que se utilizan en último lugar los más próximos al mismo. Entre bocado y bocado los cubiertos se disponen a ambos lados del plato (uno en la posición de las 8 del reloj y el otro en disposición de las 4). Cuando se ha finalizado, aunque quede comida, se dispondrán juntos en paralelo, en la parte derecha central del plato. Procuraremos no "pringar" el mantel con cubiertos ya usados.
¿Cuál es mi pan? El plato del pan se encuentra ubicado en la izquierda superior, próxima al plato. Debe trocearse siempre con la mano (nunca con el cuchillo) y hacerlo encima de su platillo para que las correspondientes migas no asedien nuestro espacio.

Copa de vino De izquierda a derecha se encuentran primero la copa de agua, luego la de vino tinto y finalmente la de vino blanco. Las copas deben ser cogidas cuidadosamente por su pie y no por la copa, ya que así estaríamos calentando la bebida. Los tragos deben ser discretos y debemos limpiarnos los labios con la servilleta antes y después de cada sorbo.


Usos y desusos de la servilleta La colocamos sobre nuestro regazo, si es muy grande podemos doblarla por la mitad. Debe permanecer en esta posición durante toda la comida, y solo se retira para limpiarnos los labios cuando sea necesario o en el caso de que nos ausentáramos de la mesa, para por ejemplo acudir al baño. Al terminar se deja la servilleta ligeramente arrugada sobre el mantel, nunca sobre el plato, ni tampoco se dobla de nuevo como si nunca se hubiera utilizado.


Objetos sobre la mesa: Los abrigos es preferible dejarlos en el ropero, el bolso deberá colgarse de la silla procurando no moleste demasiado a los camareros, nunca deberá depositarse en la mesa, como tampoco ocurrirá con el móvil, aunque tengamos el último y más completo modelo no es momento ni lugar para alardear de ello.

Bocado a bocado: debemos partir el alimento según vaya comiéndose (no vale seccionar todo el chuletón en decenas de pedacitos) y llevarnos bocados pequeños a la boca, recordemos masticar siempre con la boca cerrada y no hablar con la boca llena.

Tabaco: lo correcto es evitar fumar durante la comida, fundamentalmente por respeto hacia los no fumadores y niños, y mucho menos levantarse entre plato y plato para ir a "echar un cigarrito". Lo más adecuado es esperar al momento del café (aunque esta cláusula con la entrada en vigor en 2010 de la nueva ley antitabaco no será necesario aclararla: estará totalmente prohibido fumar en recintos públicos cerrados, otra cosa es lo que cada uno decida hacer en la intimidad de su casa).

Temas de conversación: debemos acomodar la conversación al ritmo de la comida, sin soltar grandes discursos que monopolicen el encuentro. Normalmente se aconseja evitar ciertos temas de conversación, como la religión, la política o el dinero, pues con facilidad desembocan en disputas.


Contratiempos:
Tos y estornudo: Se debe utilizar siempre el pañuelo para amortiguar el sonido, nunca la servilleta y debemos girar la cabeza hacia el exterior de la mesa. Lo correcto es pedir disculpas discretamente (tampoco hay que interrumpir la conversación para anunciar a bombo y platillo nuestra exculpación). Y por favor no analicéis la marca dejada en el pañuelo y menos aún mostrarla a otros comensales como si estuviéramos orgullosos de ello (parece muy evidente pero yo he tenido la desdicha de presenciar este acto en varias ocasiones).
Palillos: La tendencia es a eliminarlos de la mesa, pues no resulta agradable ver como tus compañeros de mantel hurgan entre los resquicios de su dentadura para extraer restos de comida. Lo idóneo es acudir al baño, allí en la más absoluta intimidad podremos deshacernos de esa incómoda molestia bucal.

Cubiertos que se caen: Puede pasarle a cualquiera, pero antes de agacharnos aparatosamente a tratar de recogerlo para después plantarlo sucio sobre el mantel, es mejor que avisemos al camarero para que lo retire y traiga uno nuevo.
Tomar el café: hay que evitar gestos como levantar el dedo meñique al sujetar la taza, dejar la cucharilla dentro del café mientras bebemos o hacer mucho ruido al sorber o disolver el azúcar.


Propinas: Aunque no son obligatorias en nuestro país, dar propinas es un acto de cortesía, que premia o agradece la atención recibida por nuestro camarero. Normalmente se estipula que hay que dar un 10% del coste total del banquete, en cualquier caso es preferible pasarse de esa cantidad que quedarse corto. Aunque por supuesto si la atención ha sido ineficiente estamos en todo nuestro derecho de no dejar nada.